La mediación es un procedimiento de resolución de disputas, donde un tercero neutral el mediador- conduce un proceso de negociación, asistiendo a las partes para que puedan poner de manifiesto sus verdaderos intereses y necesidades y así lograr un acuerdo que favorezca a ambas sin llegar al ámbito de los Tribunales.

El mediador puede trabajar en sesiones privadas, o en encuentros conjuntos, con igualdad de oportunidades para cada participante de la Mediación.

El mediador no decide, no resuelve, no juzga ni aconseja, son los participantes quienes deciden, ya que el mediador sólo conduce el proceso manteniendo con cada uno de los participantes una relación sin favoritismos.

No es necesario concurrir con asistencia letrada. Al no tener plazos ni procedimientos ni formas, resulta económico, seguro, flexible y rápido, lo que no se consigue en otro tipo de resolución.

Es por ello que la mediación apunta a mejorar las relaciones humanas entre las partes en vez de dañarlas, mejorando asi la comunicación.

Si desea saber mas, contáctenos sin compromisos.